Más Mexican Media Response | News | Los Angeles | Los Angeles News and Events | LA Weekly
Loading...

Más Mexican Media Response 

And a Spanish translation of “The Island of Jorge Hank Rhon”

Monday, Mar 6 2006
Comments

Since Josh Kun’s cover profile of Tijuana Mayor Jorge Hank Rhon was published in the Weekly on February 15, it has received unusual attention in the Mexican press: Stories have appeared in Reforma, the largest newspaper in Mexico, as well as the Tijuana weekly Zeta. And this week, the entire Weekly story is reprinted in Proceso, the Time magazine of Mexico. Below is Lucia Luna’s translation for Proceso.

POR JOSH KUN

En Tijuana hay un viejo chiste sobre un grupo de perros que vive al lado sur de la frontera. Todos son locales, menos uno, que cada día llega a visitarlos desde La Jolla, el precioso enclave costero al norte de San Diego, donde los prados son verdes aun en la más seca de las sequías. El perro de La Jolla les cuenta a los de Tijuana la buena vida que lleva allá. Fanfarronea de que corre por un enorme jardín lleno de hermosas flores y pasto recién cortado, de que sus dueños lo alimentan con trozos de filete mignon y salmón ahumado; y de que, en la noche, lo dejan saltar a la cama con ellos y luego, en la mañana, acurrucarse sobre sábanas de algodón egipcio de 300 hilos. Los perros de Tijuana se muestran incrédulos.

Related Stories

  • Latinos Could Save Hollywood 7

    He was considered the Charlie Chaplin of Mexico. His legendary poor man’s “swagger” allowed him to rub elbows with some of Hollywood’s finest. And now, Cantinflas is the protagonist in the latest film that follows the secret recipe for box office success: forgetting about English-speaking audiences and creating films aimed...
  • Why Is Los Straitjackets Guitarist Danny Amis Moving to Mexico? 2

    For two decades Los Straitjackets have donned the Lucha Libre masks, the snazzy dark suits and the sparkling, space-age DiPinto guitars. For 20 albums — their 21st came out last month — they have blazed a path through lyric-free music, dipping into primal surf, sparkling ‘60s pop, spaghetti Western, spy...
  • "Los Angeles Has Become the Epicenter of Narco-Dollar Money Laundering," Fed Says

    Federal raids on downtown Los Angeles Fashion District businesses and related bank accounts turned up a whopping $65 million, much of it in cash, that authorities say was drug money headed to the Sinaloa drug cartel in Mexico, the U.S. Attorney's Office in L.A. announced today. The whopping seizure of...
  • Jay Adams Memorial 3

    It was 80 degrees, the seas were calm and glassy, and a nice leftover south swell was gently rolling in. It was the kickoff to a three-day, holiday weekend. But the vibe was bittersweet because a homie wasn't there to share it with his friends and loved ones. The crowd...
  • Things to Do

    This Halloween weekend is all treats, no tricks – with a bunch of great (and cheap!) events from the flashy to the funny to the... Cat-y? Hit up the city's best Halloween Parade on Friday, then celebrate Mexico's Día de los Muertos by choosing from one of four awesome parties around...

“Si te va tan bien allá”, le preguntan al perro de La Jolla, “¿entonces por qué siempre cruzas la frontera para estar con nosotros aquí en Tijuana?”

“Oh, eso muy sencillo”, contesta el perro de La Jolla. “Vengo a Tijuana a ladrar”.

En Tijuana los perros ladran por todas partes. En las ajetreadas esquinas de los semáforos, junto a niños que hacen malabarismos con viejos palos encendidos como brasas; a la entrada de tiendas de amortiguadores, amarrados a postes metálicos; debajo del chassis chorreado de aceite de un Chevy abandonado en un tiradero de basura; en cualquier calle por donde trotan, en grupos pandilleriles de desafortunadas cruzas, hasta que son atropellados o mutilados o enjaulados por la fuerza en la cochera de alguna casa. En Tijuana lo que se escucha son los escapes de los coches, el rechinido de los frenos gastados, el silbido de los taqueros, las canciones de los trovadores armados con acordeones de juguete, que piden una cuantas monedas, y los ladridos de los perros.

Sin embargo, ninguno de estos perros ladra. Deben ser unos veinte. La mayoría está echada; algunos están durmiendo, otros jugando, pero todos tienen un caminar indolente y hocicos amenazadores. Estos no son perros callejeros. Son mascotas que se encuentran detrás de la verja de una calle que conduce hasta una imponente mansión, ubicada sobre la arbolada ladera de una colina que se eleva por encima del centro de Tijuana. Los perros y la reja están ahí no se sabe si para proteger a la casa del mundo exterior, o al mundo exterior de lo que hay dentro de la casa.

La casa pertenece a Jorge Hank Rhon, el presidente municipal o alcalde de 48 años de Tijuana, quien ocurre que además es uno de los hombres más ricos y abrumados de escándalos en México. Además de ser el dueño del hotel y centro comercial Pueblo Amigo, en Tijuana, Hank encabeza el Grupo Caliente, un imperio de centros de juego y diversión que incluye el hipódromo de Agua Caliente en Tijuana, y una cadena clandestina de casas de apuesta a lo largo de todo México. También es uno de los principales traficantes mexicanos de especies animales exóticas y en peligro de extinción.

Hank vive en esa casa con su tercera esposa, María Elvia Amaya de Hank, miembro de la élite social de Tijuana. Algunos lo han apodado a él como Gengis Hank y, a ella, como Hankita Perón.

La casa se yergue en la cima del complejo privado de Hank. Debajo de ella se asienta el hipódromo de Agua Caliente, que Hank tomó en sus manos en los años ochenta, mucho después del auge de la era de su prohibición como lugar de escape al sur de la frontera para la gente de Hollywood. Entre la pista de carreras y la residencia, se extiende la bucólica área de esparcimiento personal de Hank, que incluye una plaza de toros y un extenso zoológico privado, que alberga a alrededor de 20 mil animales. Muchos de ellos se encuentran enjaulados en los patios posteriores del hipódromo, donde pasan desapercibidos para los tijuaneneses y los gringos que, Tecate en mano, lanzan números como desesperadas plegarias hacia donde arrancan los galgos. Una vez al año, Hank aloja a una raza especial y hace que su cría privada de monos miniatura monte a los perros como jockeys.

La palaciega entrada a Agua Caliente se encuentra flanqueada por jaulas con osos borrachos y tigres letárgicos que apestan a heces y orina rancia. Una tarde de sábado, el año pasado, uno de los osos entró en un trance de parálisis, con el hocico babeante aplastado contra los barrotes y bajando y subiendo sus patas como un robot, en una serie de movimientos repetitivos que lo hacían bailar en el mismo lugar. Sus ojos dejaron de parpadear.

Related Content

Now Trending

Los Angeles Concert Tickets